Oclusión y ATM

El término oclusión dental se refiere al contacto entre los dientes de la mandíbula superior y los dientes del maxilar inferior.

La ATM es la articulación temporomandibular, esto es donde articula la mandíbula con el cráneo.

Una maloclusión o “mala mordida”, produce que los dientes interfieran en la función normal de la ATM lo que puede ocasionar problemas musculares; dolor o contracción hiperactiva de la musculatura, que se convierte en la gran destructora de los dientes ocasionando desgaste dentario, dolor dental, cefaleas tensionales, dolor de cabeza, cuello y región orofacial y dolor de la propia articulación.

Las  malas posiciones dentarias, las ausencias de dientes, las prótesis mal ajustadas con perfiles de emergencia incorrectos y las restauraciones desbordantes son causa de esa disarmonía que puede llevarnos a una disfunción de la ATM.

Es esencial explorar la ATM  y conseguir tener una articulación estable para poder obtener una oclusión estable.

Abrir chat